El Internet de las Cosas – ¿el internet de cualquier cosa? – Take 3

abril 8, 2015 — por Rob Sinclair0

main

CloudCPDIoT

El Internet de las Cosas – ¿el internet de cualquier cosa? – Take 3

abril 8, 2015 — por Rob Sinclair0

Seguimos con este tema porque es el asunto más caliente del sector TI de hoy en día. En el post de hoy seguimos los pasos de los anteriores (El internet de las cosas 1 y El internet de las cosas 2) , pero dedicamos más atención a los conceptos y esquemas estructurales porque no todo el mundo es un experto en IoT.

En primer lugar tendríamos que definir los límites… esto si hay límites. Según cualquier definición el Internet of Things es la red de “objetos” interconectados, sean ellos sensores, plataformas embedded o plataformas de comunicación. Es una definición bastante generosa que deja lugar a la confusión actual cuanto el Internet of Things se ha convertido en el Internet of Everything(s).

Bajo nuestra óptica, intentando poner un poco de orden en todo este bazar conceptual, el IoT es la parte de Internet “ocupada” (en términos de la defensa) por las cosas interconectadas que corresponden al siguiente sistema:

  • Tienen un sentido/fin – están allí con un fin bien delimitado, por ejemplo el sensor GPS que se usa con el fin de localizar un vehículo, un dispositivo móvil, una persona o una mascota;
  • Están generando datos que se comunican por Internet directamente o a intervalos establecidos;
  • Llegan a tener directa o indirecta-mente una dirección IP– el caso indirecto se corresponde a un par de sensores que se agregan en un dispositivo centralizador y entonces este dispositivo recibe la IP.

En concreto, creo que podemos hablar de dos tipos de “cosas” interconectadas:

Tipo A: Dispositivo que genera y emite información on-the-fly conectado directamente y permanentemente en la IoT.

Tipo B: Dispositivo que está agregando una suma de otros dispositivos (normalmente sensores), está colectando datos de ellos, les puede almacenar (o no) y les está emitiendo en la IoT. En este caso se comporta como un Gateway de “las cosas”. Es el caso más frecuente en las aplicaciones industriales del IoT.

Como pueden ver, no hay un estándar y en la vida real podemos encontrar también híbridos Tipo A + Tipo B.

En el tema de los sensores y de los terminales generadores de datos hay una variedad tremenda, y es una competencia que crece y conducirá a un descenso acelerado de los precios.

The Internet of things

En respecto a los gateways, allí hay más valor añadido y hay también diversidad pero más limitada. Un estándar es que no hay estándares y los gateways se conciben y se adaptan en función del proyecto. El termino común es que todos estos gateways colectan datos y los envían a través del Internet en unos centros de datos donde se hace el procesamiento: normalización, filtrado, correlación, alertas, decisiones, etc. Igualmente, aunque hay una gran batalla entre los proveedores de dispositivos y los Internet Carriers por imponer su visión, de momento no hay un estándar de comunicaciones. Se han intentado varios protocolos, desde 3 y 4G hasta WiFi, Ethernet, Power over Ethernet (PoE), Swift, Zigbee y XBee pero por varias razones no se ha podido imponer ningún estándar de comunicaciones, en función del proyecto empleándose uno u otro. Otro término común es que niveles grandes de datos implican el uso de tecnologías Big Data y de la virtualización/procesamiento en la nube.

De aquí entramos en temas muy generosos, como la computación distribuida, contenedores virtuales, procesamiento paralelo etc. Pero todo esto nos da la oportunidad de seguir en otro post futuro…

Dejar comentario

Tu dirección de correo no será publicada Los campos requeridos están marcados con *

3 × 4 =