Hay más trabajo que horas

marzo 21, 2012 — por Jeroen Sangers8

main

GTD

Hay más trabajo que horas

marzo 21, 2012 — por Jeroen Sangers8

Parece una contradicción, pero hoy en día, en plena crisis económica, el volumen de trabajo que tenemos es más grande que nunca. Tenemos que avanzar nuestras empresas, hacer más eficaz a las instituciones públicas, y todo esto con menos personal. La única manera de hacerlo es trabajar más inteligente: elegir qué vale la pena hacer y qué hay que dejar de hacer.

Mira atentamente las acciones que tienes pendientes en este momento: hay 32 mensajes de correo sin leer en la bandeja de entrada, tienes que escribir tres presupuestos para clientes nuevos, dentro de una hora empieza la reunión departamental, hay que cambiar el aceite del coche, la semana que viene es el cumpleaños de tu pareja – ¿ya tienes regalo?, te gustaría aprender inglés, tienes que finalizar el informe sobre los resultados del proyecto, hay que planificar las sesiones de evaluación del personal, el antivirus no se actualiza, etc.

Tienes demasiado trabajo

Si tomas el tiempo para hacer un inventario completo de todas las acciones pendientes, tendrás al menos cien tareas. Necesitarás al menos un mes para finalizar todas estas tareas. El problema es que cada día recibes cincuenta emails y veinte llamadas con nuevas tareas. Cada día recibes más trabajo nuevo y el volumen total de cosas pendientes crece. Muchas veces apuntas estas tareas, pero ya sabes que no vas a tener la posibilidad de hacerlas.

Decir no

Está claro que hay que aprender a decir no, a descartar cosas que no son tan importantes del resto de tus tareas y proyectos. El mejor momento para eliminar trabajo es cuando recibes la petición de una tarea nueva. Si esperas más tiempo, tendrás una cosa más que está pidiendo tu atención; otra tarea en tu lista que ya es demasiado grande.
El único problema es, como saber qué tareas puedes descartar. ¿Cómo puedes establecer prioridades?

¿A qué te dedicas?

Básicamente hay dos razones para hacer una tarea: es una responsabilidad tuya o la acción te ayuda a lograr tus objetivos a largo plazo. Tus responsabilidades describen la situación actual: qué tienes que hacer y cuales son las cosas que no te pertenecen. Tus objetivos explican qué cambios quieres aplicar a esta situación actual. Si una tarea no es responsabilidad tuya ni te ayuda con tus objetivos, probablemente no deberías hacer esta tarea.

Tener claro cuales son tus responsabilidades y objetivos es un prerrequisito para poder descartar tareas. Si no tienes claro a qué te dedicas, acabarás con demasiado trabajo.

8 comentarios

  • JC

    marzo 21, 2012 en 3:01 pm

    Jeroen, muy cierto. Saber decir que no adecuadamente a las tareas que no debemos aceptar es un pre-requisito para poder poner bajo control nuestra organización personal.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: Como decir que no

    Contestar

  • Ferran

    marzo 22, 2012 en 8:52 am

    Cuanta razón tienes. Fenomenal Post.
    Saludos

    Contestar

  • david36h

    marzo 23, 2012 en 11:18 am

    Estoy totalmente de acuerdo con “El mejor momento para eliminar trabajo es cuando recibes la petición de una tarea nueva”.
    Ahora bien, acertar con este NO, requiere que ya estñes muy bien organizado, ya que a nadie le gusta cerrarse puertas, por lo que es fundamental (tal como dice el artículo) tener muy claro -a qué te dedicas-…

    Contestar

  • Jose Maria Gris

    marzo 24, 2012 en 3:31 am

    Escuché cierta vez una frase que me gustó: “No me gusta que me digas No, pero pienso que este no es fruto de que estas protegiendo un SI de otro cliente y eso me da esperanza de que cuando me digas SI, será verdadero y real.

    Corroboro que el primer problema es entender que hay que decir No, y el segundo inmediato es el como. Mi amigo Oriol Pujol me decia “No trates de decir bien las cosas. Sientelas con la mejor intención, es lo más genuino”.

    Excelente post Jeroen.

    Contestar

  • Jeroen Sangers

    marzo 24, 2012 en 11:33 am

    Un error bastante común es querer hacer demasiados cosas a la vez para no decepcionar a los demás. El resultado de esta comportamiento es un baja nivel de calidad.

    Gracias a todos por sus comentarior.

    Contestar

  • davidrjordan

    marzo 25, 2012 en 4:17 pm

    Cada día me lo digo a mí mismo “respétate a ti igual que respetas a los demás”. Sin embargo, ¿por qué costará tanto trabajo decir NO?

    Contestar

  • Luis José

    marzo 26, 2012 en 7:19 pm

    Muy cierto, Jeroen. Es difícil rechazar la propuesta de alguien pero si uno quiere centrarse en lo importante no queda otra que decir que no.
    Un saludo

    Contestar

  • Pingback: Planificar tus tareas también es trabajo | Un CIO como tú en una Cloud como ésta...

Dejar comentario

Tu dirección de correo no será publicada Los campos requeridos están marcados con *

2 + 2 =