Porque no avanzamos, procrastinamos

abril 11, 2012 — por Jeroen Sangers6

main

GTD

Porque no avanzamos, procrastinamos

abril 11, 2012 — por Jeroen Sangers6

Una persona verdaderamente productiva tiene una característica muy importante: hace cosas.

Puedes planificar todo lo que quieres, usar el mejor gestor de tareas, tener el plan de proyecto más completo y dedicar semanas en desarrollar tus objetivos… todo esto no sirve de nada si al final no finalizas ninguna acción.

Pero esto no es todo: como hay más trabajo que horas, no es suficiente solo finalizar las tareas. Hay que hacer una elección: cuáles son las cosas que harás y cuáles son las cosas que dejarás de hacer. Hay que identificar las tareas importantes, las tareas que te dan más beneficios a largo plazo y dedicar tus esfuerzos a estas tareas.

Entonces, si realmente quieres ser productivo, solo hay que seguir estos dos pasos:

  1. Decidir qué vas a hacer (y por tanto, decidir qué no vas a hacer)
  2. Hacerlo

Parece fácil, ¿verdad? En la práctica no es tan fácil. A veces, aunque sabes claramente qué tarea es más importante, te dedicas a hacer otras cosas menos importantes. Aunque mañana es el deadline para entregar el artículo, antes de ponerte a escribir, primero consultas el e-mail. Y sabiendo que tu jefe está esperando el informe de ventas, primero organizas los papeles que tienes en la mesa. Eres consciente de que hay tareas importantes para finalizar, no obstante dedicas tiempo a otras cosas.

Este comportamiento se llama procrastinar. Existen varias razones porque procrastinamos y cada causa tiene sus soluciones. En todos los casos, el primer paso es ser consciente de lo que estás haciendo. Ahora mismo estás leyendo este texto. ¿Realmente es el mejor uso de tu tiempo? Espero que la respuesta sea un rotundo, porque la información en este blog te ayuda a mejorar tu forma de trabajar, dando mejores resultados a largo plazo.

El primer paso para combatir la procrastinación es analizar el uso del tiempo. ¿A qué tareas has dedicado más tiempo? Puedes hacer el control de uso de tiempo en una sencilla hoja de papel: cada 15 minutos apuntas qué estás haciendo en este momento. También puedes usar una hoja de Excel o una aplicación como RescueTime. Después de algunos días tienes suficientes datos para analizar cómo has usado tu tiempo.

Inténtalo durante unos días, los resultados te sorprenderán.

6 comentarios

  • Juan

    abril 11, 2012 en 7:02 am

    Heme aquí procastinando una vez más al leer un artículo que me dice lo que ya sé: soy un procastinador; así como el que existen muchas herramientas para analizar, clasificar, organizar, etc. pero ninguna que me haga hacer las cosas.
    Al final he quedado igual que al principio…

    Contestar

    • Jeroen Sangers

      abril 11, 2012 en 8:35 am

      Hola Juan,

      Ser consciente de la procrastinación ya es un paso muy importante. El segundo paso será analizar las tareas que no estás haciendo e identificar la causa. En las próximas semanas vamos a publicar varios artículos sobre la procrastinación. Si ya quieres una vista previa, podrás leer mi articulo ‘Combatir la procrastinación’ en El Canasto: http://canasto.es/2007/08/combatir-procrastinacion/.

      Contestar

  • Jonathan

    abril 13, 2012 en 8:43 pm

    El problema es que soy un puñetero vago.

    Es un defecto que trato de combatir todos los días pero es tan comodo y fácil no hacer las cosas… “mañana lo haré”. Y mañana estas jodido, porque tienes mil tareas en tu mágnifica herramienta GTD que llevas al día. Eso si, soy vago pero también bien organizado. Se que tareas tengo qué hacer y tengo organizado perfectamente el día. El libro de David Allen es mi libro de cabecera y casi me lo se de memoria.

    Pero claro… a la hora de ponerse manos a la obra las ganas desaparecen por completo y cualquier tarea parece un toston inmenso, un cansancio abrumador cae sobre mi y la apatía me vence, me quita toda la ilusión y motivación que tenia de hacer cosas.

    Hay semanas que me decido a dejar de ser vago y empezar a HACER. Y durante una o dos semanas lo consigo, soy productivo y consigo resultados en lo que hago. Pero conforme van pasando los dias vuelvo a caer sin apenas darme cuenta en la procrastinación y vuelvo a lo de siempre…. a ser un puñetero vago!!

    Y claro cuando me doy cuenta me enfado conmigo mismo y me da rabia. Volver a arrancar y coger el ritmo haciendo cosas cuesta.

    ¿Alguna sugerencia para conseguir vencer ese defecto?

    Contestar

    • Jeroen Sangers

      abril 14, 2012 en 10:10 am

      Como he dicho en mi comentario anterior, en las próximas semanas publicaremos más artículos sobre la procrastinación, explicando qué es y cómo podemos solucionarlo.

      Hay muchas formas de procrastinación, pero en tu caso creo que lo que puede ayudar es no olvidar por qué quieres cambiar tus hábitos. Cuando decides otra vez que quieres empezar a Hacer, apunta tus motivos en una hoja de papel, y revisa esta papel cada mañana antes de empezar a trabajar.

      Otra ruco que puede ayudarte es la “Cadena de Seinfeld”: http://canasto.es/2007/08/cadena-seinfeld/

      Contestar

  • Pingback: Motivación para mejorar la productividad | Un CIO como tú en una Cloud como ésta...

Dejar comentario

Tu dirección de correo no será publicada Los campos requeridos están marcados con *

tres × dos =